Skip to main content

Préstamos con ASNEF sin nómina: ¿qué son?

En situaciones en las que los préstamos convencionales no son una opción, los préstamos con ASNEF sin nómina pueden ser la mejor opción. Se adaptan completamente a tus necesidades y tienen plazos flexibles.

¿Por qué pedir un préstamo con ASNEF sin nómina?

Los préstamos ASNEF sin nómina son ideales para dejar ASNEF y comenzar un nuevo capítulo en las propias finanzas. También pueden emplearse en:

  • Para pagar un gasto imprevisto
  • Para ampliar un negocio local debido al aumento de la demanda
  • En relación con una reparación urgente de un vehículo
  • Refinanciación de un negocio o empresa en pocos días
  • Para una reparación de emergencia en el hogar

Ventajas de pedir un préstamo con ASNEF sin nómina

Uno de nuestros préstamos con ASNEF sin nómina se diferencia de otros tipos de préstamos de empresas de la competencia (microcréditos, créditos instantáneos…), en ofrecer las siguientes ventajas:

Si lo comparamos con otros tipos de préstamos de empresas de la competencia (microcréditos, créditos rápidos, etc.), los préstamos con ASNEF sin nómina ofrecen las siguientes ventajas:

  • Grandes sumas de dinero (decenas de miles de euros)
  • Rápida Respuesta: normalmente 24 horas.
  • Puedes figurar en ASNEF y otras bases de datos de morosos.
  • No necesitan mucho papeleo: DNI y comprobante de ingresos
  • Se pueden devolver en plazos cómodos que tú mismo creas.
  • Transparencia y seguridad: regulados y supervisados por el Banco de España

Características de los préstamos con ASNEF sin nómina

  • Sin penalización por amortización anticipada: si consigues reunir el dinero antes, devuélvenoslo sin problema
  • Devuelve hasta en 15 años o más
  • Intereses a partir del 8.95%
  • Devolución flexible y adaptada a tus necesidades
  • Amortización francesa o americana, tu la elijes
  • Operativa 100% telemática por email y teléfono
  • Firmados siempre ante el notario que tu quieras

Preguntas frecuentes sobre los préstamos con ASNEF sin nómina

Para más información sobre los préstamos con ASNEF sin nómina , lee nuestras preguntas frecuentes, que recibimos con frecuencia, o ponte en contacto con nosotros.

¿Cómo puedo lograr que me concedan un préstamo si estoy en ASNEF sin tener una nómina?

Aunque no tenga una nómina, siempre tendrá que demostrar que está ganando dinero. Puede ser una pensión o un ingreso. El hecho de que te concedamos otro préstamo en un escenario en el que no tienes ingresos y ya tienes dificultades financieras sólo empeoraría las cosas.

¿Qué documentos necesito si quiero pedir un préstamo estando en ASNEF sin nómina?

Para superar la fase de solvencia, deberás mostrar tu DNI, una copia simple del registro de la propiedad con información sobre tu inmueble, y otras formas de acreditar los ingresos porque no tienes un salario (como hemos dicho en el apartado anterior). Ten en cuenta que los préstamos no se aprueban si se prevé que el solicitante no va a poder hacer frente a los pagos exigidos y que esto va a dar lugar a problemas posteriores.

¿Qué es una «renta»?

Una renta es un ingreso que recibe una persona o empresa a raíz del rendimiento de algún bien mueble o inmueble (alquileres, fondos de inversión…). Las rentas también se consideran ingresos y se pueden utilizar como justificante de los mismos.

¿Qué significa «no tener nómina»?

Sin una nómina, no se puede considerar que una persona esté empleada o, más exactamente, que reciba un salario fijo de una empresa. Un banco vería esto de forma negativa porque tener una nómina garantiza intrínsecamente el cobro del dinero. Como el banco u otra institución financiera no puede verificar sus ingresos mientras no tenga un empleo, no puede evaluar el riesgo de prestarle dinero. El mal crédito puede hacer que los préstamos sean incómodos y restringir sus alternativas de préstamo, especialmente cuando los prestamistas endurecen los estándares de aprobación en el actual clima económico.

¿Qué gastos y costes voy a tener?

Todos los gastos precontractuales, incluidos los gastos de notaría, registro de la propiedad e impuestos, suelen correr a cargo del prestatario. Todos los gastos de intermediación, los costes del seguro de la propiedad y las comisiones de apertura corren a su cargo, pero están cubiertos por el acuerdo prenupcial para que no tenga que adelantar nada de dinero.

¿Debo adelantar dinero?

No. Normalmente el prestatario se encarga de todos los gastos derivados de la fase de estudio y apertura del préstamo (los mencionados en el apartado anterior). Aunque el cliente deba hacerse cargo de los honorarios de intermediación y otros gastos (como los de tasación de la vivienda), se le suele adelantar e incluir dentro del propio préstamo.

¿Existen otros listados aparte de ASNEF?

El RAI, o Registro de Aceptaciones Impagadas, es un registro vital de morosos en España. ASNEF se diferencia en que está más enfocado a las empresas, por lo que la cuota de inscripción debe ser de al menos 300 euros. Otra distinción clave es que debe ponerse en contacto directamente con el RAI para saber si está registrado y, en algunas situaciones, pueden cobrarle por la consulta. También son conocidos los registros de morosos Badexcug y Equifax Empresas.

¿La firma del préstamo se realiza ante notario?

Siempre, sí. Todos y cada uno de nuestros préstamos se firman en el notario que prefiera el solicitante, eliminando la necesidad de que salga de su ciudad. El resto de los procesos de la operación se realizan en línea.

¿Por qué necesito un inmueble como aval de la operación?

Se utiliza una propiedad inmobiliaria como garantía o aval de la operación porque los préstamos están garantizados por una hipoteca.

¿Qué diferencia hay con la financiación bancaria?

Dado que los bancos reciben tantas solicitudes que pueden permitirse el lujo de crear un «filtro automático», son cada vez más estrictos y tienen restricciones bastante menos permisivas que el capital privado. Los tipos de interés privados son, de hecho, ligeramente más altos que los de los bancos, pero esto se compensa con los plazos de reembolso extremadamente flexibles de los préstamos y los requisitos para solicitarlos.